Recursos para la comunidad | Agentes de Salud

 

Atención de Urgencias y Neurodivergencias

Las personas autistas poseen diferencias en la atención en Urgencias de salud respecto de una persona neurotípica, ya que la comunicación de estas condiciones desde las experiencias, no suele ser “una tarea fácil”, de no estar debidamente informada y preparada la persona profesional. Además, la persona autista puede tener múltiples síntomas “invisibles” que estén interconectados al “motivo de consulta de urgencias” y quienes lo experimentan pueden presentar una apariencia que Grahame (2003) describió para otras condiciones como “engañosamente buena” (deceptively well), lo cual suele experimentarse en algunas condiciones tales como en autismo, pudiéndose ejemplificar desde la “Spoon Theory(Basado en la Autora Spoon Theory; Christine Miserandino. Web: «But You Don’t Look Sick») y también en el popular mito (pre-juicio) “No pareces Autista”.

En concordancia, para llevar a cabo un proceso de atención en urgencias a personas autistas, se requiere de profesionales y administrativos informados y actualizados, tener una voluntad y disposición a aprender desde las personas diagnosticadas, quienes tienen mucho que decir, no sólo acerca de la descripción compleja para los profesionales de la salud, carente muchas veces de tiempo en urgencias y de la mirada panorámica necesaria a su reconocimiento, sino también porque en muchos casos la condición de autismo, se acompaña de experiencias de incomprensión y de trayectorias médicas llenas de vicisitudes que llegan incluso hasta el no respeto de la dignidad. Como señala Knight (2015), “se requiere de una aproximación narrativa de la medicina, lo que apunta a una disponibilidad y receptividad a la historia del otro”. Se requiere de los profesionales del área de la salud, una escucha atenta, activa, una disposición curiosa, apertura holística y adaptada al carácter multisistémico de esta condición. Esta tarea no es fácil, considerando la fragmentación, especialización y tecnologización de la salud actual. Además, los desafíos clínicos inherentes al manejo en situaciones de urgencias, junto con las variables contextuales sensoriales tensionan las habilidades del clínico para proveer un abordaje integral y personalizado para este tipo de condiciones complejas.

Ponderando la importancia de un diagnóstico oportuno y correcto en urgencias y las necesidades propias de la persona autista respecto a su entorno, se sugiere que considerar lo siguiente:

 

  • Urgencias representa una instancia de atención de emergencia, que se caracteriza por su alta demanda, flujo de personas y múltiples estímulos sensoriales, donde los profesionales deben responder a un servicio rápido, atención límite, ética y eficaz. Esta es una situación que puede generar altos niveles de estrés y ansiedad para las personas autistas, incluidas crisis sensoriales, de ansiedad, angustia, pánico u otras. Al ser una situación urgente, no prevista, existen múltiples cambios, lo cual requiere altos niveles de flexibilización y adaptación constantes y persistentes, lo que es muy desafiante para la población autista. En estos casos, usualmente,  no es posible una anticipación mayor. Muchas veces se solicitan respuestas rápidas y existen posibilidades de que manipulen algún área del cuerpo, provocando malestar, inseguridad o sobrecarga sensorial en la persona autista. Se sugiere considerar explicar los procedimientos que se realizarán y mostrar empatía con la persona atendida.

 

  • Otro factor relevante suelen ser los largos tiempos de espera y la falta de accesibilidad y apoyos para la comunicación. Se sugiere anticipar tiempos de espera e incluir señalética accesible en la sala de espera y dentro de los box de atención.

¿Qué manejo ambiental pudiese favorecer la atención?

  • Garantizar la atención preferencial, según su clasificación de urgencia y otras posibles comorbilidades que requieran de atención prioritaria.
  • Recomendaciones diferenciadas para la atención en población pediátrica, juvenil, adulta y de persona mayor.
  • Utilizar código y “tarjeta preferencial” para identificar usuarios autistas. 
  • Permitir el acompañamiento de cuidador/a principal, tutor/a, familiar, amistad u otro significativo para la persona y de su consentimiento; que pueda acompañar los procesos en urgencias y en caso de requerir de hospitalización, pueda esta ser respetada como cuidador/a o red de apoyo, para las garantías de derechos de las personas autistas y respeto de su salud y dignidad.

El manejo ambiental y actitudinal de los profesionales y administrativos en una urgencia son muy relevantes.

Es necesario informarse!

Referencias:
  • Gracia, D. (2010). La cuestión del valor. Real Academia de Ciencia morales y Políticas.
  • Trabucco, C. (2023). Influencia de la odisea diagnóstica en el desempeño ocupacional (DO) de personas en Chile con diagnóstico de Autismo (EA) y Ehlers Danlos Syndromes (EDS).
  • Esquerda M, Pifarré J. (2017) Ética, salud, ámbito social: la gestión de la complejidad. Educación Social y Salud.
  • Ayres, A. J. (1974). El desarrollo de la teoría de integración sensorial y práctica: una colección de las obras de A. Jean Ayres. Dubuque, IA: Kendall/caza. Ayres A. J. (1975).
  • Goleman D. (1985) Inteligencia emocional. Ediciones. Madrid.
  • Cyrulnik, B. & Seron. C: (2004) La résilience ou comment renaître de sa souffrance, Ediciones Fabert, colección « Penser le monde de l’enfant ».
  • Navarrete, E. Cantero, P., Guajardo, A. Sepúlveda, R. Moruno, P. (2015) Terapia Ocupacional y exclusion social. Hacia una praxis basada en derechos humanos. Segismundo. 
  • Revuelta, Beatriz, & Hernández, Raynier. (2021). Estudios críticos en discapacidad: aportes epistemológicos de un campo plural. Cinta de moebio, (70), 17- 33. https://dx.doi.org/10.4067/s0717-554×2021000100017  
  • Revuelta, Beatriz y Hernández-Arencibia, Raynier. (2019). Teoría de Axel Honneth sobre la justicia social, el reconocimiento y las vivencias del sujeto en las sociedades contemporáneas. Cinta de moebio, (66), 333-346. https://dx.doi.org/10.4067/s0717- 554×2019000300333 
  • Dan Goodley y Rebecca Lawthom (2019) Estudios críticos sobre discapacidad, Brexit y  Trump: una época de capacidad neoliberal, Repensar la historia, 23: 2, 233- 251, DOI: 10.1080 / 13642529.2019.1607476 
  • Schön, D. (1992). La formación de profesionales reflexivos. Hacia un nuevo diseño de la formación y el aprendizaje en las profesiones. Paidós MEC.
  • Tobón, T. S. (2013). Formación integral y competencia: Pensamiento complejo, currículo, didáctica y evaluación. Ecoe.
  • Medina, JL. (1999)La Pedagogía del Cuidado: Saberes y Prácticas en la Formación Universitaria en Enfermería. Universidad de Barcelona Creative commons
  • Medina JL, Sandín MP, Esteban. (2006) La complejidad del cuidado y el cuidado de la complejidad: Un tránsito pedagógico de los reduccionismos fragmentantes a las lógicas no lineales de la complejidad. Texto Contexto Enfermer, Florianópolis, 2006 Abr-Jun.
  • Bermejo JC. (2014) Humanizar la Asistencia Sanitaria. Aproximación al concepto clínico. Bilbao: Ed Desclée De Brouwer.
  • Dodds, C.M. et al. (2016). Physicians’ Perceptions of Shared Decision Making in Chronic Disease and Its Barriers and Facilitators. The Journal of Pediatrics.
  • Falcón, M y Luna, A. 2, (2012) s.l.: Alfabetización en salud: concepto y dimensiones. Proyecto europeo de alfabetización en salud. Rev Comun y Salud, Vol. 2.
  • Collière, MF. 2, (1986). Inivisible Care and Invisible Women as Health Care-Providers. Internatioanl Journal of Nursing Studies, Vol. 23.
  • Basarab, N (2008) – Theory and Practice, Hampton Press, Cresskill, (ed.), Transdisciplinarity  New Jersey, 2008 (in press).
  • Da rocha Medeiros, M.H. (2008) Terapia Ocupacional. Un enfoque epistemológico y social. Sta, Fe. Universidad nacional el Litoral (2008).
Ver Cápsula de video

 

Contáctanos

3 + 8 =

Más información

Teléfono +562 26731206
Mail: contacto@explorautismo.cl
Dirección: Monseñor Álvaro del Portillo 12455
www.explorautismo.cl

Financia

Realiza

Colabora

Colabora