Recursos para la comunidad | Agentes Comunitarios

 

Inclusión Laboral en Autismo

Hoy en día se espera que las personas en situación de discapacidad puedan ejercer y solicitar que se respeten sus derechos. Con esta creencia Chile se encuentra adscrito a la Convención de derechos de Personas con Discapacidad, la cual fomenta y decreta que las personas en situación de discapacidad tienen el derecho a una vida independiente. En este marco, estas personas deben poder trabajar sin discriminación, con el acompañamiento requerido, en igualdad de condiciones y opciones de crecimiento y capacitación, demostrando las destrezas y capacidades que poseen para aportar al mundo laboral.

Desde este pensamiento y con la adscripción del País, se generan diversas leyes que promueven una inclusión real de las personas en situación de discapacidad. Entre ellas, se encuentra la Ley 21.015: “Incentiva la Inclusión con discapacidad al mundo laboral” que menciona que las empresas con más de 100 trabajadores deben poseer un 1% de trabajadores en situación de discapacidad. Además de esta ley, está la La ley 20.422: “Establece normas sobre igualdad de oportunidades e inclusión social de personas con discapacidad” y también la ley 21.275, mandata un “gestor de inclusión” en cada empresa que promueva la diversidad e inclusión dentro de esta. El fin último de estas leyes es promover la Inclusión laboral y social de personas en situación de discapacidad, incluida la condición del espectro autista (CEA), en donde se puede requerir de un proceso de inclusión guiado para la participación laboral. 

Un adulto autista, al igual que cualquier persona, requiere de desarrollar los diversos aspectos de la vida, promoviendo la autonomía e independencia. Es por esto, que las personas autistas tienen el derecho a desarrollarse laboralmente dentro de un puesto de trabajo.

Si tu quieres que tu empresa se convierta en un espacio inclusivo, te invitamos a seguir estos 5 pasos:

  1. Compromiso Inicial: Es muy importante que, tanto las jefaturas, como el equipo con el que va interactuar la persona incluida, se encuentre comprometido al proceso que se iniciará para promover una inclusión efectiva. A su ve, la persona que se integrará debe comprometerse a realizar las diversas tareas y de ser necesario también su familia.  
  2. Evaluación Laboral: Esta evaluación consta de diversos procesos en donde se determina si el espacio y quienes hacen y asisten a las entrevistas tengan las competencias necesarias para ofrecer y tomar el puesto de trabajo. Para esto, se realiza un Análisis de Puesto de Trabajo (APT) ,en donde se evalúa todo el entorno y las tareas del puesto, se capacita a las personas que seleccionarán y se buscan a las personas que sean afines al cargo. Hoy en día, en Chile ,se busca que las publicaciones de empleos no especifiquen que son para personas en situación de discapacidad, si no que al momento de hacer la entrevista, se pregunta si requiere de algún ajuste para esta. 
  3. Capacitación: En esta etapa se requiere capacitar al equipo donde ingresará la persona mediante una charla de sensibilización. También es importante que se capacite a la persona incluida, según se requiera, para desempeñarse en el puesto de trabajo. Por ejemplo: la rutina que debe seguir, las tareas de forma específica, el transporte, entre otros. En esto, la persona que guía el proceso debe estar constantemente involucrada, apoyando en lo que se requiera y resolviendo las dudas que se presenten. 
  4. Colocación y Seguimiento: En este proceso se realiza un acompañamiento directo a la persona incluida en el puesto laboral para favorecer su desempeño. El acompañamiento se va retirando de manera gradual, a medida que la persona se va empoderando y manejando en su rol. Se pueden también realizar acomodaciones, ajustes que permitan facilitar el funcionamiento de la persona en el puesto de trabajo y que la institución, donde está incluida, pueda y este de acuerdo con ejecutar. Por ejemplo, cambiar el horario de ingreso para que la persona no se traslade en los horarios de mayor transito o permitir que utilice audífonos para trabajar.
  5. Evaluación del proceso: A medida que la persona permanece en el puesto de trabajo, se requiere una supervisión sobre el proceso de inclusión, tanto desde el punto de vista laboral como social. Estas supervisiones incorporan los comentarios por parte de la jefatura y del trabajador incluido y se generan acuerdos que la persona que ejerce el apoyo media.
Referencias:
  • Confederación Autismo-España (s.f). Guía de empleo con apoyo para personas con autismo
  • Ministerio de Desarrollo Social y Familia (2010). Ley 20.422 Establece Normas sobre Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social de Personas con Discapacidad. 
  • Ministerio de Desarrollo Social y Familia (2018) Ley 21.015. Incentiva la inclusión de personas con discapacidad al mundo laboral. República de Chile.
  • Ministerio de Desarrollo Social y Familia (2017). Ley 21.015 Incentiva la inclusión de personas con discapacidad al mundo laboral. República de Chile.
  • ONU (2008) Convención sobre los Derechos de Personas con Discapacidad. Pp. 22-24.
  • Organización Internacional del Trabajo (2016) Guía para La Inclusión de Personas con Discapacidad en el Lugar de Trabajo.

Contáctanos

5 + 7 =

Más información

Teléfono +562 26731206
Mail: contacto@explorautismo.cl
Dirección: Monseñor Álvaro del Portillo 12455
www.explorautismo.cl

Financia

Realiza

Colabora

Colabora