LECTURA FÁCIL
Recursos para la familia autista | Familia en el Espectro

 

Maternidad en el Autismo

La maternidad autista es un tema poco tratado. 

Muchas mujeres autistas son madres. 

Hablar de maternidad es un tema relevante 

para las mujeres autista. 

La maternidad tiene muchos desafíos. 

Ser madre involucra comenzar una nueva relación 

con otro ser humano. 

Ser madre involucra lidiar 

con la expectativa cultural 

que se tiene de ese rol. 

Ser madre implica reordenar 

los tiempos y las actividades.

 

Los desafíos de las mujeres autistas

durante la maternidad son una mayor demanda 

sensorial, física y social.

La mayor demanda estresa a las mujeres 

durante el embarazo, parto y crianza. 

 

Embarazo

Las mujeres autistas son muy sensibles 

a los cambios sensoriales, 

son más sensibles 

a los olores o sabores en esta etapa. 

Son más sensibles a los estímulos 

visuales, auditivos y táctiles. 

Estos cambios pueden abrumar 

a las mujeres autistas. 

Sienten grandes cambios físicos en el embarazo. 

 

Todas las mujeres sienten, 

náuseas, vómitos y fatiga durante el embarazo.

Algunas mujeres autistas reportan mayor dolor. 

También hay mujeres que refieren 

mayor dolor de cadera.

 

Parto

Durante el parto los desafíos sensoriales 

son un tema muy importante. 

Las mujeres autistas dicen

que el manejo de los estímulos sensoriales 

era más difícil que el manejo del dolor. 

Por ejemplo, el contacto físico de los profesionales

durante el parto puede ser muy estresante.

Muchas mujeres autistas tienen 

menor percepción de su cuerpo. 

Las mujeres autistas 

que sienten menos su cuerpo

tienen repercusiones en el embarazo y el parto. 

Ponen en riesgo la salud de la mujer

o de su bebé.

Muchas mujeres autistas 

mencionan que los profesionales

no entienden sus necesidades durante el parto. 

Muchas mujeres autistas 

mencionan que los profesionales

no conocen acerca del autismo. 

Para evitar estigmatización

muchas mujeres ocultan el diagnóstico.

Crianza

Las mujeres autistas dicen 

que la crianza es un proceso desafiante 

y el ambiente sensorial es difícil de manejar. 

Por ejemplo, el llanto de la guagua 

y la música infantil pueden ser sonidos

difícil de soportar. 

 

Las mujeres autistas dicen 

que los olores y texturas de la comida de guagua 

pueden ser desagradables. 

La demanda social durante la maternidad 

es un desafío para las mujeres autistas.  

Los hijos e hijas a medida que crecen 

amplían su círculo social 

y las madres autistas los acompañan

en estas nuevas situaciones. 

Estas nuevas situaciones 

pueden ser estresantes para ellas. 

Por ejemplo, hablar con la profesora 

del hijo o hija, 

asistir a las reuniones de apoderados 

o a un cumpleaños infantil. 

Estas nuevas situaciones 

tienen mucha información verbal 

que puede ser difícil de procesar 

para las madres autistas. 

 

Las interacciones en estos contextos 

fuerzan conductas neurotípicas 

en las mujeres autistas

que son muy desgastadoras para ellas. 

Por ejemplo, realizar frecuente contacto ocular. 

Las mujeres autistas tienen altas habilidades

para imitar socialmente a otros, 

el comportarse como otros padres

puede ser muy cansador. 

Por ejemplo, en el caso de los cumpleaños, 

la cantidad de gente y el ruido 

pueden generar malestar en ellas.

Las mujeres autistas también describen 

fortalezas únicas en su maternidad. 

Las mujeres autistas 

tienen muchas habilidades 

para seguir rutinas 

y estructurar los ambientes. 

La rutina ayuda a sus hijos 

a adquirir hábitos.

Las mujeres autistas entienden mejor 

a sus hijos o hijas autistas. 

Ellas son expertas por experiencia. 

Las mujeres autistas sienten 

una gran conexión con sus hijos o hijas. 

El compartir diagnóstico 

aporta en esta conexión. 

La experiencia personal 

entrega una comprensión más profunda 

de lo que sus hijos o hijas viven. 

Las mujeres autistas 

son capaces de apoyar mejor 

a sus hijos por comprender sus desafíos 

desde su propia experiencia. 

 

Las madres autistas dicen 

que comprender tanto a sus hijos 

puede también causar algunos desafíos. 

Por ejemplo, las mujeres autistas 

pueden empatizar tanto con sus hijos 

que pueden sentirse abrumadas. 

 

Ellas se pueden sentir 

sobrepasadas por la demanda. 

Esta demanda incluye 

hacer muchas tareas al mismo tiempo, 

tomar muchas responsabilidades 

y crear oportunidades 

de interacción social para sus hijos. 

 

La demanda de sus hijos 

y de sus propios desafíos 

generan mucho estrés.

Las mujeres autistas describen tener

una maternidad más solitaria 

y sentirse más juzgadas por su entorno.  

 

Las madres autistas 

tienen más condiciones de salud mental 

que las madres no autistas. 

Por ejemplo, muchas madres autistas 

tienen depresión post-parto y ansiedad. 

Las madres autistas

tienen mayores dificultades 

para recibir el apoyo profesional

para ellas y sus hijos o hijas.

Las madres autistas 

tienen menos recursos 

para acceder a información 

acerca de la maternidad 

y a veces cometen errores 

por desconocimiento. 

 

Las mujeres autistas necesitan 

fuentes de información clara.

Es importante vivir una maternidad plena 

y disfrutar de esta etapa. 

 

En esta web queremos apoyar este proceso 

y hacer la maternidad más amigable.  

 

A continuación encontrarás recursos. 

Te queremos empoderar! anímate!

Contáctanos

3 + 6 =

Más información

Teléfono +562 26731206
Mail: contacto@explorautismo.cl
Dirección: Monseñor Álvaro del Portillo 12455
www.explorautismo.cl

Financia

Realiza

Colabora

Colabora